El arte de freír cerdo

Como buen toledano puedo presumir de la gran riqueza gastronómica de mi provincia. La perdiz, las migas, las gachas, el venao…vamos, que no nos falta de nada. Es más, tengo una amiga que su madre debería abrir un restaurante gracias a su venao en salsa. Tengo que reconocer que nunca he probado uno igual.

Sin embargo, hoy os voy a hablar de uno de los mejores restaurantes de la capital castellano manchega. Sí, tienen venao en carta, pero no es su plato principal. Quienes lean esto siendo de Toledo creerán que exagero diciendo que les hablo de uno de los mejores restaurantes. Ni siquiera es un restaurante, es más un bar donde tomar cañas con los amigos, pero la calidad de la comida es exquisita. Vale, no soy pesado y ya lo digo, hablo del “Cuchifrito”.

restaurante

Lugar habitual de mis quedadas nocturnas los jueves con amigos, la calidad de su carne es exquisita. No suelen faltar en nuestra mesa las raciones de presa ibérica o algún que otro chuletón de buey o de ternera.

Destacadas son también sus ensaladas, especialmente, la de ventresca. Atún, tomate, ventresca, huevo…muy completa. Y, por qué no decirlo, de gran cantidad. Para resumir, con una ensalada comes.

Gran calidad del pescado también. Con una carta amplia, queremos destacar el bacalao, en todos sus tipos.

De entrantes destacar, especialmente, los ibéricos y las croquetas. Estas últimas son pequeñas, pero de un sabor exquisito. Solo hay que decir que el jamón con el que van rellenas es ibérico.

Mención aparte merecen las yemas con jamón y los huevos rotos con ajetes y chipirones. Lo estoy contando y me estoy chupando los dedos. Literal.

Y, por último, el plato estrella, el que da nombre a este lugar, el cuchifrito. Sin ser un amante de este plato, os aseguro que estoy deseando que llegue el jueves para cenarlo. Simplemente, espectacular. Se podría decir, y no exagero, que más que un plato, es arte.

Os dejo imaginando como es el plato y aconsejando ir a este restaurante si visitan Toledo. Si van hoy, allí me verán, es jueves…

Cinco grandes restaurantes en Madrid

Hoy me gustaría exponer los 5 restaurantes donde puedes disfrutar de una buena velada con tus amigos o pareja. Hay muchos más restaurantes que no he nombrado pero esta es mi lista de los restaurantes donde he pasado mis mejores veladas o me gustaría pasarlas ya que como  el Apartamento y Lakasa aún no he tenido la oportunidad de ir.

El Apartamento

Se encuentra en la Calle Ventura de la Vega, 9.

Un restaurante del 2013  que ha tenido muy buena acogida por los madrileños.Cuenta con una carta sencilla y con productos de primera calidad.

Un lugar donde el espacio es lo importante y que mejor manera que reunir a los amigos en una mesa para degustar de los mejores platos españoles y con un buen vino.

Mr Frank

Se encuentra en Jovellanos, 6.

Uno de los restaurantes más de moda del Barrio de las Letras y esto se debe a su magnífica carta y como bien dicen ellos “es más que un restaurante, es una experiencia”.

Es el primer restaurante del grupo Frank Food Management. Creado por jóvenes emprendedores que han recorrido el mundo saboreándolo y con ello han querido transmitir a los clientes los sabores del mundo y una experiencia inolvidable para que una vez lo has probado vuelvas a ir. Un restaurante diáfano y peculiar.

Bazzar

Se encuentra en la Libertad, 21.

Un lugar donde te trasladas a una tienda de ultramarinos de la época con productos de primera calidad. Encontraras maderas robustas, vitrinas con botellas y envases.

Además cuenta con una fusión de la comida mediterránea y la oriental y es lo que le hace especial.

Un restaurante que todos los días está completo y es difícil obtener mesa.

Lakasa de César Martín

Se encuentra en Raimundo Fernández de Villaverde, 42.

Uno de los restaurantes más famosos de la parte de Nuevos Ministerios. Un lugar donde puedes disfrutar de una magnifica comida  con tus amigos y  dónde vas a querer volver.

El jefe de cocina es César Martín y tiene el don de poner sensibilidad y amistad en la comida e igual que en la selección de los mejores productos para su restaurante.

Bar Tomate

Se encuentra en Fernando El Santo, 26.

Este restaurante es del Grupo Tragaluz.  Un local que no deja indiferente a nadie. Cuenta con una decoración de calidad y con unos toques chic.

Nos ofrece la posibilidad de comerte todos los días a cualquier hora del día y su carta se basa en platos mediterráneos de mercado siempre con productos frescos y de buena calidad.

Eso sí, haciendo honor al nombre del restaurante podrás encontrar en mucho de sus platos tomates de diferentes variantes como  de burrata, fresco…

Comida saharahui en Valencia

Nos adentramos en la calle del  Mar, en el Centro de Valencia. Una de las calles que nos llevara del centro al casco antiguo, el Carmen.

Sahara es uno de los mejores restaurantes árabes de Valencia. Lo llevan marroquís con unos gustos exquisitos en la comida tradicional berebere.

Ofrece una gran diversidad de gustos para el paladar ya que gracias a la amplia variedad de especias unido con las salsas consigue  unos rasgos característicos de la cocina  berebere.

El restaurante Sahara ofrece una carta muy variada tanto de platos fríos, calientes y los conocidos couscouses y tajines de diferentes tipos de carnes y legumbres.

sahara

fuente: sahara

Como entrante es recomendable la bastela de pollo con canela y almendras, falafels y los rollitos de queso a las finas hierbas. De platos principales el tajin o el couscous están buenísimos.

Por otra parte al mediodía puedes encontrar un menú a un precio muy asequible y las noches de los viernes y sábados podrás disfrutar de una cena con espectáculo de danza del vientre.

Un lugar fantástico donde podrás sumergirte en una comida de otro mundo sin irte muy lejos.

El taller del pintor

Hoy nos alejamos un poquito de España y nos vamos a Polonia.

Para aquellos que no han estado y para los que han estado es parada obligatoria este restaurante como todos los restaurantes que ha diseñado Karina Wichiak.

Hoy hablaremos aquí del primero que he visto y me ha impresionado y me encantaría ir.

Se llama Pracownia es el décimo proyecto y significa taller en polaco, es decir, irás a comer en el taller de un pintor.

P

Todo el restaurante representa un lienzo en blanco salpicado de gotas de pintura de colores vivos. Las columnas son los pinceles que conocemos todos, los asientos son cubos de pintura, las mesas en forma de paleta, las lámparas en formas de paletas o de cubos, las lámparas de la mesa son pinceles, el cuarto de baño del mismo estilo,  la taza del inodoro como el lavabo tienen forma de cubo y la encimera y el espejo sobre un gran caballete

El suelo, las paredes, sillas, sofás, mesas…todo esta impregnado de color. En suelo tiene manchas como si se hubiese volcado los cubos de pintura y los sillones y paredes son pinceladas gruesas de distintos colores con los goteos correspondientes.

Un lugar original, moderno pero elegante por todos pequeños detalles.

De tapas por Madrid

Pocos estilos culinarios encarnan de una manera tan elocuente el carácter cultural de la cocina como las tapas. Sus dimensiones, su presentación y la variedad de tipos que existe no sólo constituyen una parte esencial del carácter español, sino que también es un espejo de la idiosincrasia propia de cada región del país.

 Tapas y cañas en Madrid

Los elementos que dan forma a la vida de bar, las conversaciones de barra, la interacción que se produce en ellos, facilitan la interacción entre las personas y fortalece los vínculos entre vecinos y familiares. En este contexto, aquel pequeño bocadillo que se sirve generalmente acompañado de una cerveza, se transforma en el invitado que no puede faltar.

No obstante lo anterior, elegir un buen lugar donde probarlas en una ciudad tan grande como Madrid no es tan fácil como se cree. Por lo mismo, nos hemos puesto manos a la obra y hemos confeccionado un pequeño listado con algunos de los bares de tapas y cañas más recomendados de la ciudad. Podéis estar de acuerdo o no. Lo importante es que vayáis y probéis vosotros mismos.

fuente:wikimedia
fuente:wikimedia

La Ardosa. Está localizado en calle Colón, número 13, en el barrio Malasaña. En una ambiente acogedor y tradicional, se puede disfrutar de una buena variedad de tapas, entre las que destaca la tortilla de patata.

Casa Julio. Es uno de los sitios de referencia en el centro de Madrid para todos los que buscan comer una ración de croquetas caseras: es su propia dueña la que las hace y el resultado es delicioso. En sus muros hay fotos de algunos de los famosos que han llegado ahí para disfrutar de su carta de comida y tapas. Se encuentra en Calle de la Madera, número 37.

Bodegas Rosell. Se encuentra en la Calle del General Lacy, 14. Cuenta con una surtida carta de tapas, dentro de la que destacan los jamones, los productos del mar, las cecinas y los quesos.

Las bravas. Se trata de uno de los lugares preferidos por los que buscan comer patatas bravas en Madrid. Su salsa se prepara con una receta propia en la que se incluyen productos naturales, dejando fuera cualquier producto químico. Los que quieran probar sus raciones tienen tres direcciones donde hacerlo: Calle Álvarez Gato, 3; Calle Espoz y Mina, 13; pasaje Matheu, 5.