5 Restarurantes curiosos en Madrid

Madrid es una ciudad interesante, tanto por su historia como por su riqueza cultural; famosa por sus bares y restaurantes, su vida nocturna invita a pasar horas agradables en diferentes ambientes, que adaptados a tus gustos de seguro te dejarán perplejo.

¿Alguna vez has pensado en las curiosidades que esconde este rincón de Europa? Pues hoy te muestro estos cinco peculiares restaurantes en Madrid que te dejarán boquiabierto, pero sobre todo con muchas ganas de conocerlos.

Terrorificus

Terrorificus

Es un restaurante ideal para celebrar despedidas de solteros, cena con amigos o de empresa. Este lugar garantiza una fantástica “cena de miedo”. Cuenta con un espectáculo de terror que impactará a los más atrevidos y menos pudorosos.

Zodiac

Restaurante Zodiac

Es una propuesta que invita a sus comensales a encarnar un detective para resolver un misterioso caso en directo. Es preciso que los participantes estén muy atentos en la “es-cena” del crimen. El objetivo es desarrollar la inteligencia, capacidad cognitiva, visual y de pensamiento lateral de sus visitantes.

IceBar Madrid

IceBar

No es precisamente un restaurante, se trata de un bar decorado en parte con agua helada de Canadá, que llega a alcanzar los 8 grados bajo cero. Es una propuesta que invita a tomar bebidas calientes para equilibrar las bajas temperaturas del lugar. A tu llegada te proporcionan un poncho térmico, diseñado especialmente para mantenerte en calor.

Ojalá

Ojalá restaurante

Este restaurante te hará dudar de la propia realidad y es que dicen que en Madrid no hay playa, pero allí te sentirás como si estuvieras en una. En este lugar podrás pisar la arena y tumbarte cómodamente junto a tu mesa para esperar a que te sirvan. El escenario recrea un ambiente de playa perfecto, solo te faltará el baño de mar.

Imprebistró

Imprebistró

Esta propuesta de restaurante envuelve en una misteriosa nebulosa a sus clientes; pues como bien sugiere su nombre (imprevisto), al reservar los clientes solo conocen la fecha y la hora, pero no dónde van a cenar. Es una curiosa experiencia en la que la empresa Gourmetillo te sorprende con el menú y Madrid In Love con la decoración.

Es seguro que más que hambre se te ha entrado la curiosidad por conocer estos lugares que prometen experiencias únicas e inigualables.

¿Porque Ponzano está de moda?

La calle Ponzano se ha convertido en este año 2016 en uno de los lugares de moda para salir.
Con mas de 45 locales en los 99 números que componen esta madrileña calle del barrio de Chamberí, los portales se alternan con bares y restaurantes que han hecho de este lugar un lugar de encuentro de gente joven, aunque también más tradicional, con una inmensa variedad de locales de todo tipo, clásicos y de cocina fusión.

Tanta es la expectación y éxito de muchos de los locales de la calle que hasta se ha creado un hashtag en el que se informa de las nuevas aperturas o de las noticias relacionadas con la actividad gastronómica de la calle, el #Ponzaning.

Para aquellos que descubran ahora este fantástico lugar para disfrutar de la compañía de amigos o familiares alrededor de una mesa o una barra de bar disfrutando de los mejores vinos y cervezas, así como de cocina tanto clásica como innovadora, vamos a recomendar una serie de locales que no debes perderte:

La sala de Despiece

Sala de despiece: el nuevo bar de moda en Madrid

Foto: http://www.traveler.es/

Es uno de los locales estrella de la calle, su aspecto busca recrear una carnicería con sus ganchos y cuchillos, en un espacio de azulejos blancos.
Es un lugar perfecto para tomar algo en la barra con taburetes altos, o bien comer en el comedor principal. Sus especialidades son las carnes, como no podía ser de otra forma, pero dispone también de ciertos mariscos y unos excelentes vinos.

La Máquina de Chamberí

salon-830x506

Foto: http://grupolamaquina.es/restaurante/la-maquina-chamberi/

Un local de corte más clásico, dividido en dos ambientes, puede ser un sitio para tomar un aperitivo en la barra, con una gran variedad de pinchos, raciones y tostas. En el interior hay numerosas mesas para una comida o cena más cómoda y tranquila, con un bonito patio interior cubierto donde se puede fumar tras degustar los ricos platos, en su mayoría provenientes de la cocina española tradicional.

La Contraseña

Restaurante La Contraseña

Foto: http://www.restaurantelacontrasena.com/

Es uno de los lugares más demandados gracias a su variedad de ambientes que lo convierten en un lugar perfecto para todo tipo de reuniones.
La barra de la entrada, un salón de tipo parisino, comedor cosmopolitan y una planta de arriba con mesas altas para picar algo, comer o tomar unos cócteles en función de las necesidades.

El Doble

Foto: tripadvisor.es

Es uno de los bares más típicos de la calle, con una gran fama de tirar las mejores cañas de todo Madrid. Es un local relativamente pequeño, con ricas tapas y raciones, muy recomendable para tomar las primeras cervezas, aunque es muy famoso también el vermouth de grifo.

Los Arcos de Ponzano

FACHADA

Foto: www.losarcosdeponzano.es/

Terminamos la lista de recomendaciones con otro restaurante clásico. Este local fue fundado en 1952 y mantiene un estilo clásico, algo alejado del rumbo que esta siguiendo la mayor parte de los bares y restaurantes de su alrededor, aunque el que se mantenga abierto significa que siempre queda espacio para la rica gastronomía típica, en este caso de Segovia.
Un lugar donde el buen comer está asegurado gracias a las raciones y platos castellanos, acompañados por alguno de los excelentes vinos que ofrece su bodega.

Dónde degustar un buen rabo de toro en España

El rabo de toro es un guiso cordobés que se ha extendido por toda España. Allá donde haya una feria taurina encontramos numerosas raciones de este manjar. Cada vez quedan menos toros de lidia en las dehesas y cada día se sirven más platos de rabo, por lo que es evidente que muchas veces nos cuelan buey o vaca. A pesar de todo, es un placer degustarlo servido con una buena salsa y una rica guarnición de patatas o verduras.

En los restaurantes más refinados lo sirven deshuesado, que es más cómodo pero personalmente no lo disfruto igual. Al igual que cuando comes cordero o gambas, los comensales con los que comparta mesa, si hay confianza, deben entender que esta receta no se puede gozar de la misma manera si no se rebaña con las manos.

En Madrid es un plato que adquiere especial importancia durante las épocas de mayor actividad taurina. Les recomendamos algunos restaurantes para pedirlo:

Casa Toribio (Cardenal Belluga, 14). Muy cerquita de la Plaza de Las Ventas, tiene en exclusiva todos los rabos de toros que se lidian en esta plaza y en otros 100 ruedos de toda España, por lo que suele ser auténtico. Macerado en vino tinto desde la noche anterior, lo preparan a fuego lento con zanahorias, guisantes y champiñones, y lo sirven con patatas.

Casa Salvador (Barbieri, 12). Este restaurante de Pepe Blázquez está decorado con fotos de matadores y carteles de feria antiguos. El plato emblemático no podía ser otro que el rabo de toro. Excepcional.

El Fogón de Trifón (Ayala, 144). Cuenta con una materia prima de lujo y una ambiciosa selección de vinos. En esta casa preparan un rabo de toro estofado al vino tinto muy rico. Cocinado con ajo, cebolla, pimientos choriceros y crema de tomate, adquiere un sabor clásico y casero. Trifón Jorge, el chef, nos revela el secreto: “Prepararlo a fuego muy lento y con amor”. También lo incluyen con una buena ración de ricas croquetas.

Otra movida en Malasaña, restaurantes con tres “b”

El verano es sinónimo de terrazas y cenas que se alargan. De bullicio en los bares y restaurantes del centro de la capital, a pesar del éxodo que lo madrileños realizan a las zonas costeras. Pero la noche de Madrid sigue manteniendo ese toque especial que tanto le caracteriza, sobre todo en el barrio de Malasaña.

3388267352_4a5a72aa67_z

Lucía Ponce

Esta es la zona de bares y restaurantes con más historia de la ciudad. Aquí podemos encontrar: numerosas azoteas y terrazas perfectas para esas noches en las que sofocante calor nos da un respiro a eso de la media noche.

¿Por qué recibe este nombre? Lo hace por Manuela Malasaña Oñoro, una de las heroínas y víctimas del levantamiento del 2 de mayo contra las tropas napoleónicas. Pero esta zona cuenta con mucha más historia y es que aquí comenzó la famosísima Movida Madrileña.

Hoy en día es el barrio por excelencia de los Hípsters, esos con barbas en las que puedes perderte, elaborados bigotes, cuellos de camisa abotonados hasta la nariz prácticamente, flequillos eternos, son los que asisten a todo tipo de mercadillos, los que llevan la bici a cuestas, los que beben durante toda la noche en copa de balón Gin Tonics o comen cupcakes.

14306882070_f9b85b8bfd_z

micadew

Por lo tanto a continuación hablaremos de cinco restaurantes/bares que no te puedes perder en esta zona:

  • Clarita (C/ Corredera baja de San Pablo, 19)

Este restaurante cuenta con un ambiente bohemio a la par que moderno. Este es un sitio en el que poder disfrutar del ambiente pero comiendo bien. Una buena y exquisita carta pero con un precio óptimo.

Un restaurante francés del que quedarás enamorado. Un local con una decoración con un toque romántico, una variedad gastronómica bastante buena y a un precio asequible.

  • La Musa (C/ Manuela de Malasaña, 18 y en la plaza de la paja)

Un lugar en el que la comida está buenísima. No existe mejor descripción del lugar, únicamente falta por añadir que el precio es bastante.

Un local que ofrece una amplísima variedad de cervezas artesanales. Además, se elaboran unas tapas perfectas para acompañar esas deliciosas cañas.

Un local de dos plantas en las que encontrarás un ambiente totalmente diferenciado. Una parte está pensada para que disfrutes de las tapas y otra de los cócteles. Sin duda alguna la combinación perfecta entre calidad y precio que todos buscamos.

Restaurantes buenos, bonitos y baratos en el barrio de moda de la capital.

Rocablanca, casticismo en plena calle Fuencarral

Rocablanca

Fuente: Minube

Entre toda la maraña cool del barrio madrileño de Malasaña, con sus gastrobares, sus cafeterías cuquis, sus tiendas de ropa vintage y con barbudos con gafas de pasta en cada esquina, aún queda un vestigio de los bares de toda la vida.

En la calle Fuencarral nº 71, entre las tiendas de las marcas más modernos, entrar al Rocablanca es volver hacia atrás unos cuantos años. Pero no es tampoco un casticismo romántico y chic, idealizado y moldeado por el paso del tiempo. No, sigue anclado hace unos años para lo bueno y en lo malo. Aquí no esperes nada ni muy tradicional ni muy elaborado, eso sí, con unos precios sin competencia.

Aquí encontraras cañas bien tiradas por muy buen precio, con tapas a elegir entre pimientos de padrón con patatas, pincho de tortilla, salmorejo o pollo al ajillo. Siempre las mismas. Las raciones más clásicas, como patatas bravas, croquetas o huevos rotos. Las hamburguesas, bastante más grandes que las de cualquier cadena rápida, tienen un precio ridículo. También hay platos combinados y ensaladas. Y bocadillos. Un bar de siempre, regentado por gente de siempre. Ni más ni menos.

¿Quieres pasar una tarde de cañas o una cena sin complicaciones ni demasiadas pretensiones? Este es tu sitio.

Cinco grandes restaurantes en Madrid

Hoy me gustaría exponer los 5 restaurantes donde puedes disfrutar de una buena velada con tus amigos o pareja. Hay muchos más restaurantes que no he nombrado pero esta es mi lista de los restaurantes donde he pasado mis mejores veladas o me gustaría pasarlas ya que como  el Apartamento y Lakasa aún no he tenido la oportunidad de ir.

El Apartamento

Se encuentra en la Calle Ventura de la Vega, 9.

Un restaurante del 2013  que ha tenido muy buena acogida por los madrileños.Cuenta con una carta sencilla y con productos de primera calidad.

Un lugar donde el espacio es lo importante y que mejor manera que reunir a los amigos en una mesa para degustar de los mejores platos españoles y con un buen vino.

Mr Frank

Se encuentra en Jovellanos, 6.

Uno de los restaurantes más de moda del Barrio de las Letras y esto se debe a su magnífica carta y como bien dicen ellos “es más que un restaurante, es una experiencia”.

Es el primer restaurante del grupo Frank Food Management. Creado por jóvenes emprendedores que han recorrido el mundo saboreándolo y con ello han querido transmitir a los clientes los sabores del mundo y una experiencia inolvidable para que una vez lo has probado vuelvas a ir. Un restaurante diáfano y peculiar.

Bazzar

Se encuentra en la Libertad, 21.

Un lugar donde te trasladas a una tienda de ultramarinos de la época con productos de primera calidad. Encontraras maderas robustas, vitrinas con botellas y envases.

Además cuenta con una fusión de la comida mediterránea y la oriental y es lo que le hace especial.

Un restaurante que todos los días está completo y es difícil obtener mesa.

Lakasa de César Martín

Se encuentra en Raimundo Fernández de Villaverde, 42.

Uno de los restaurantes más famosos de la parte de Nuevos Ministerios. Un lugar donde puedes disfrutar de una magnifica comida  con tus amigos y  dónde vas a querer volver.

El jefe de cocina es César Martín y tiene el don de poner sensibilidad y amistad en la comida e igual que en la selección de los mejores productos para su restaurante.

Bar Tomate

Se encuentra en Fernando El Santo, 26.

Este restaurante es del Grupo Tragaluz.  Un local que no deja indiferente a nadie. Cuenta con una decoración de calidad y con unos toques chic.

Nos ofrece la posibilidad de comerte todos los días a cualquier hora del día y su carta se basa en platos mediterráneos de mercado siempre con productos frescos y de buena calidad.

Eso sí, haciendo honor al nombre del restaurante podrás encontrar en mucho de sus platos tomates de diferentes variantes como  de burrata, fresco…

De tapas por Madrid

Pocos estilos culinarios encarnan de una manera tan elocuente el carácter cultural de la cocina como las tapas. Sus dimensiones, su presentación y la variedad de tipos que existe no sólo constituyen una parte esencial del carácter español, sino que también es un espejo de la idiosincrasia propia de cada región del país.

 Tapas y cañas en Madrid

Los elementos que dan forma a la vida de bar, las conversaciones de barra, la interacción que se produce en ellos, facilitan la interacción entre las personas y fortalece los vínculos entre vecinos y familiares. En este contexto, aquel pequeño bocadillo que se sirve generalmente acompañado de una cerveza, se transforma en el invitado que no puede faltar.

No obstante lo anterior, elegir un buen lugar donde probarlas en una ciudad tan grande como Madrid no es tan fácil como se cree. Por lo mismo, nos hemos puesto manos a la obra y hemos confeccionado un pequeño listado con algunos de los bares de tapas y cañas más recomendados de la ciudad. Podéis estar de acuerdo o no. Lo importante es que vayáis y probéis vosotros mismos.

fuente:wikimedia
fuente:wikimedia

La Ardosa. Está localizado en calle Colón, número 13, en el barrio Malasaña. En una ambiente acogedor y tradicional, se puede disfrutar de una buena variedad de tapas, entre las que destaca la tortilla de patata.

Casa Julio. Es uno de los sitios de referencia en el centro de Madrid para todos los que buscan comer una ración de croquetas caseras: es su propia dueña la que las hace y el resultado es delicioso. En sus muros hay fotos de algunos de los famosos que han llegado ahí para disfrutar de su carta de comida y tapas. Se encuentra en Calle de la Madera, número 37.

Bodegas Rosell. Se encuentra en la Calle del General Lacy, 14. Cuenta con una surtida carta de tapas, dentro de la que destacan los jamones, los productos del mar, las cecinas y los quesos.

Las bravas. Se trata de uno de los lugares preferidos por los que buscan comer patatas bravas en Madrid. Su salsa se prepara con una receta propia en la que se incluyen productos naturales, dejando fuera cualquier producto químico. Los que quieran probar sus raciones tienen tres direcciones donde hacerlo: Calle Álvarez Gato, 3; Calle Espoz y Mina, 13; pasaje Matheu, 5.

Cheese Bar, para los amantes del queso

Para los amantes del buen queso, nos trasladamos al restaurante Cheese Bar ubicado en José Abascal, 61 en Madrid.

La apertura de Poncelet Cheese Bar salió de Poncelet Punto Selecto, una línea que ofrecía a la clientela una selección de quesos gourmet, puesto que su filosofía se basa en la excelencia.

La tienda Poncelet abrió sus puertas en el 2004 con más de 80 variedades de queso español y más de 240 europeas.

Tras el éxito cosechado en la Tienda, en 2009 nace Poncelet Cheese Bar un referente en la cultura del queso. Trata de un concepto innovador y único en el que un único espacio combina los mejores quesos, una biblioteca con los libros sobre los quesos y un personal que te ayudará y asesorara de acuerdo con tus gustos.

Un lugar donde el entorno está muy cuidado y adaptado a las especialidades del producto, con un diseño arquitectónico  revolucionario e innovador.

cheesebar.jpg

En Cheese Bar podrás encontrar diferentes cartas como la carta de vinos, de barra y de desayuno.

Pero la carta por excelencia es la  de quesos, en el que encontrarás más de 140 quesos de 17 comunidades española y otros 8 de países europeos.

Lo primero que verás en esta carta será la Guía de degustación donde te explica la intensidad del sabor y sus correspondientes niveles.

A continuación te explica como las personas catan los quesos, es decir con los 5 sentidos, es decir, las características recibidas con cada órgano receptor.

Por último la tabla de quesos, empezando con los nacionales y terminando con los europeos, donde te van explicando uno a uno sus características como el país de origen, su comunidad,  leche, su corteza, el animal del que sale y la intensidad del sabor.

Comentaros que si os ha encantado los quesos que habéis podido degustar en este restaurante, podéis adquirirlos en su tienda gourmet.

El apartamento, un restaurante chic

Hoy me gustaría hablaros de un restaurante que ha entrado fuerte en Madrid. Su apertura fue el 7 de Junio del 2013 y he llamado varias veces y está siempre todo reservado y la vez que yo conseguí reserva tuve que anularla por cuestiones personales. Para mi es una muy buena señal y espero que sigan así.

Sigo esperando ir y cada vez con más ansias ya que es un restaurante que nace del sueño de cinco amigos y han querido crear un espacio donde poder ir con tus amigos a comer una excelente comida, ya que a los españoles les gusta reunirse siempre con platos.

Por esa razón podrás encontrar dentro del restaurante diferentes ambientes; El Apartamento-Office, El Apartamento-Salón y el Apartamento

El Apartamento está ubicado en la calle Ventura de la Vega, 9 en pleno centro de Madrid.

Elapartamento.jpg

En la carta podrás encontrar diferentes apartados como Algo de Picar donde tienes croquetas El apartamento, Torta de Trujillo o incluso rabas fritas con alioli suave casero.

En el apartado de compartir o no, dependiendo del hambre que tengáis se encoentrar los bombones de carne y foie con mahonesa de trufa o los chupa chups de pollo de corral con pepitoria de anacardos también veréis en la carta carnes y  pescados al igual que los postres como el Tatin de manzana o la tarta de queso y chocolate blanco.

El precio por persona ronda los 25€ y con botella de vino 35€. Se puede solicitar un menú de 25€ así que ya sabéis si podéis reservar hacerlo y no lo dejéis pasar, que quizá hasta dentro de unos meses no podréis ir.

Bazzar en chueca

Este puente han venido mis padres a visitarme a Madrid y he tenido la suerte de poder ir a varios restaurantes buenísimos con ellos, enseñárselos y poder degustar platos que a veces cuesta prepararlos en casa.

En este caso me gustaría hablaros de Bazzar un restaurante que está en el Barrio de Chueca en la calle Libertad 21 y en el que no puedes reservar porque se llena enseguida.

BAZZARTuvimos muchísima suerte y pudimos comer en él. Nos pusieron en una mesa redonda de la planta inferior, en el caso que vayáis a comer allí os obligatorio bajar al servicio para poder bajar por esas escaleras con unas estanterías bien decoradas. Uno de los restaurantes con más encanto de la zona.

Nos dieron la carta y empezábamos a dudar porque todo tenía muy buena pinta y lo mejor son los precios, unos precios muy razonables para todos los platos.

BAZZAREn nuestra mesa se pido bastante variado, desde una ensalada de algas con bonito de atÚn, fetuchini con tomates secos, milhojas de pato con foie, tartar de atún con guacamole y sushi variado. Todos los platos estaban espectaculares y como colofón fueron los postres espuma de limón con almendras caramelizadas, tattin de manzana y un sinfín de postres.

Un lugar, tranquilo, acogedor con unos camareros encantadores que te explican los platos si no sabes exactamente algún ingrediente puesto que muchos de ellos son salsas tailandesas y no las conoces.

Si estáis en Madrid o vais a Madrid pronto os recomiendo este restaurante no saldréis a mas de 20€ por cabeza.

bazaar