Otra movida en Malasaña, restaurantes con tres “b”

El verano es sinónimo de terrazas y cenas que se alargan. De bullicio en los bares y restaurantes del centro de la capital, a pesar del éxodo que lo madrileños realizan a las zonas costeras. Pero la noche de Madrid sigue manteniendo ese toque especial que tanto le caracteriza, sobre todo en el barrio de Malasaña.

3388267352_4a5a72aa67_z

Lucía Ponce

Esta es la zona de bares y restaurantes con más historia de la ciudad. Aquí podemos encontrar: numerosas azoteas y terrazas perfectas para esas noches en las que sofocante calor nos da un respiro a eso de la media noche.

¿Por qué recibe este nombre? Lo hace por Manuela Malasaña Oñoro, una de las heroínas y víctimas del levantamiento del 2 de mayo contra las tropas napoleónicas. Pero esta zona cuenta con mucha más historia y es que aquí comenzó la famosísima Movida Madrileña.

Hoy en día es el barrio por excelencia de los Hípsters, esos con barbas en las que puedes perderte, elaborados bigotes, cuellos de camisa abotonados hasta la nariz prácticamente, flequillos eternos, son los que asisten a todo tipo de mercadillos, los que llevan la bici a cuestas, los que beben durante toda la noche en copa de balón Gin Tonics o comen cupcakes.

14306882070_f9b85b8bfd_z

micadew

Por lo tanto a continuación hablaremos de cinco restaurantes/bares que no te puedes perder en esta zona:

  • Clarita (C/ Corredera baja de San Pablo, 19)

Este restaurante cuenta con un ambiente bohemio a la par que moderno. Este es un sitio en el que poder disfrutar del ambiente pero comiendo bien. Una buena y exquisita carta pero con un precio óptimo.

Un restaurante francés del que quedarás enamorado. Un local con una decoración con un toque romántico, una variedad gastronómica bastante buena y a un precio asequible.

  • La Musa (C/ Manuela de Malasaña, 18 y en la plaza de la paja)

Un lugar en el que la comida está buenísima. No existe mejor descripción del lugar, únicamente falta por añadir que el precio es bastante.

Un local que ofrece una amplísima variedad de cervezas artesanales. Además, se elaboran unas tapas perfectas para acompañar esas deliciosas cañas.

Un local de dos plantas en las que encontrarás un ambiente totalmente diferenciado. Una parte está pensada para que disfrutes de las tapas y otra de los cócteles. Sin duda alguna la combinación perfecta entre calidad y precio que todos buscamos.

Restaurantes buenos, bonitos y baratos en el barrio de moda de la capital.

Vaya vaya, aquí si hay playa

Algunos envidiosos afirmarán lo contrario, pero se equivocan. Como dice la famosa canción en tenemos Retiro, Casa Campo y Ateneos, mil cines, mil teatros y mil museos pero es que también tenemos Malasaña así que vaya vaya, aquí si hay playa. Y es que resulta que este, cada vez más de moda, barrio de Madrid se encuentra Ojalá, un restaurante ambientado en la playa que ya se ha hecho viral y bautizado como el “chiringuito de Madrid”.

El restaurante acoge un espacio único, decorado al más estilo playero. Podemos encontrar desde un jardín suspendido, hasta varillas de sombrillas, e incluso una cabaña mini-bar. El local cuenta con dos plantas, situándose en la inferior el elemento estrella, una auténtica playa formada por toneladas de arena blanca.

3

A este nueva forma de presentarnos un restaurante hay que añadir la increíble carta con la que terminan de conquistarnos. Se basa en platos sencillos a la vez que creativos y que en su mayoría no hace falta más que las manos para poder comerlos. Por las mañanas destaca los sabrosos brunch americanos que se extienden hasta la noche gracias a encontrarse disponible en carta a cualquier hora del día. No solo se pueden saborear los platos típicos americanos sino que aquí podrás dar un recorrido gastronómico por diferentes países. Pero sobre todo cabe destacar es que como buen chiringuito de playa los cócteles, zumos, batidos y copas que preparan son de creación original y harán que la sobremesa se extienda por horas.